Nuestro Equipo

18221687_1045561732243053_6513418905278815210_n

 

Seguramente lo haz escuchado antes, en los evangelios esta registrado una petición de oración de Jesús. “Oremos por obreros”. Si todavía no estás involucrado, créeme que existe alguien en algún lugar donde está orando para que te involucres en servir. La necesidad es mayor cada vez que pasa el tiempo. Los campos son más amplios conforme pasa el tiempo y la tecnología. Relativamente los obreros como siempre pocos.

Recuerda, lo que Jesús nos encargó hacer es lo que Él demostró a sí mismo una y otra vez en su ministerio. Jesús siempre vio a la gente que tenia una necesidad desesperada y una frágil fe, Él los vio y no se fijo en la condición social, el origen étnico, la reputación, sexo, raza o edad nada le impedía para brindarles salvación.

Es decir hay que contextualizar lo que hacemos (incluyendo los lugares que vamos) en términos del evangelio, nos estamos perdiendo una gran parte de la razón por la que estamos aún aquí en este planeta.

Tantas historias que hay en la Biblia. Y hoy en día ellos pueden tener diferentes nombres y diferentes problemas, pero a fin de cuentas todos necesitan a Jesús. Y nosotros hemos sido comisionados para decirles.

Si vamos a llegar a cada ser humano con el evangelio, entonces necesitamos primeramente que cada cristiano abrace la gran comisión.

Agradar sirviendo y obedeciendo a Dios se convierte en una enorme recompensa.

NO SIRVIENDO AL OJO, COMO LOS QUE QUIEREN AGRADAR A LOS HOMBRES, SINO COMO SIERVOS DE CRISTO, DE CORAZÓN HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS. EFESIOS 6:6